Recomendaciones para el cuidado de tus joyas 

 

 

Soy una joya

 

Todas mis joyas están realizadas a mano con mucho esmero por lo que deben tratarse con el máximo cuidado. Con unos simples consejos, conservarás tus joyas en mejor estado por más tiempo.

Evita, en lo posible, toda clase de golpes y posibles rayaduras que podrían deteriorar el aspecto de tu joya.

 

 

Productos abrasivos

 

Evita el contacto de tu joya con productos abrasivos y detergentes; éstos pueden perjudicar sus cualidades. Por eso, para lavarte es aconsejable que te la quites.

 

 

Cuidados y limpieza de la plata 

 

La plata es un metal blando, y por lo tanto es más propenso a que rayaduras y golpes se hagan visibles en la superficie de la joya. Ésta, con el tiempo, adquirirá una pátina natural, que será más o menos intensa dependiendo del cuidado, uso y conservación de la joya.

Si necesitas limpiar tu joya de plata, hazlo con un trapo suave que no raye la superficie, o con uno de los limpiadores que existen en el mercado para joyas de plata.

 

Conservación

 

Cuando no lleves puesta tu joya, guárdala en su embalaje, así la protegerás. 

Otros cuidados

 

No guardes tu joya en el cuarto de baño, la humedad puede acelerar el envejecimiento de ésta.

Evita llevar tu joya puesta cuando hagas deporte o te bañes en la piscina o en la playa, el roce de la arena o el cloro del agua entre otros factores pueden dañar la joya.

​© 2012 elena pérez joyas.

 

Fotos: Moifoto